jueves, 1 de septiembre de 2005

Capítulo 1 - Primer Encuentro


Capítulo 1

PRIMER ENCUENTRO


Éste era el momento del día en el que más deseaba ser capaz de dormir.

El instituto.

¿O sería más apropiado emplear el término «purgatorio»? Si existía algún modo de purgar mis pecados, esto tenía que contar de alguna manera. El tedio era a lo que menos me había conseguido acostumbrar y, aunque parezca imposible, cada día me resultaba más monótono que el anterior. Supongo que ésta era mi manera de dormir, si el sueño se define como un estado inerte entre periodos activos.

Me quedé mirando fijamente las grietas del enlucido de la esquina más lejana de la cafetería, imaginando dibujos en ellas. Era una manera de sofocar las voces que parloteaban dentro de mi mente como el gorgoteo de un río. Ignoré el centenar de voces por puro aburrimiento. Cuando a alguien se le ocurre algo, seguro que ya lo he oído con anterioridad más de una vez. Hoy, todos los pensamientos se concentraban

en el trivial acontecimiento de una nueva incorporación al pequeño grupo de alumnos. No se necesitaba mucho para provocar su entusiasmo. Había visto pasar repetido el nuevo rostro de un pensamiento a otro, desde todos los ángulos posibles. Sólo era otra chica humana. La excitación que había causado su aparición resultaba predecible hasta el aburrimiento, era como mostrar un objeto brillante a un niño.

La mitad del rebaño de ovejunos varones se imaginaba ya enamorándose de ella, sólo porque era algo nuevo que mirar. Puse más empeño en no prestar atención.

Sólo hay cuatro voces que bloqueo por una cuestión de cortesía: las de mi familia, mis dos hermanos y mis dos hermanas, quienes están tan acostumbrados a la ausencia de intimidad en mi presencia que rara vez se dan cuenta. A pesar de ello, les concedo toda la privacidad posible. Procuro no escucharlos si puedo evitarlo.

Lo intento con todas mis fuerzas, claro, pero aún así... me entero de cosas.

Rosalie pensaba en ella misma, como de costumbre. Había captado su reflejo en las gafas de sol de alguien y se regodeaba en su propia perfección. La mente de Rosalie era un charco poco profundo de escasas sorpresas.

Emmett estaba que echaba chispas después de haber perdido un combate de lucha libre con Jasper la noche anterior.

Necesitaría de toda su escasa paciencia para llegar al final de las clases y organizar la revancha. Nunca he sentido que me entrometía en sus pensamientos porque nunca ha pensado nada que no pudiera decir en voz alta o poner en práctica. Sólo me siento culpable al leer la mente de los demás cuando me consta que les gustaría que ignorase ciertas cosas. Pero si la mente de Rosalie es un charco poco profundo, la de Emmett es un lago sin sombras, tan transparente como el cristal.

Y Jasper estaba... sufriendo. Reprimí un suspiro. Edward. Alice me llamó por mi nombre, pero sólo sonó en mi cabeza y le dediqué de inmediato toda la atención.

Era lo mismo que si la hubiera oído hablarme en voz alta.Me alegraba que en los últimos tiempos hubiese pasado de moda el nombre que me habían puesto. Menos mal, ya que hubiera resultado un fastidio volver la cabeza automáticamente cada vez que alguien pensara en algún Edward…

En ese momento no me volví. A Alice y a mí se nos daban muy bien esas conversaciones privadas, y era raro que nos pillaran durante las mismas. Mantuve la mirada fija en las líneas que se formaban en el enlucido.

¿Cómo lo lleva?, me preguntó.

Torcí el gesto, pero sólo pareció que había cambiado ligeramente la posición de la boca, nada que pudiera alertar a los otros. Era fácil que pensaran que lo hacía por aburrimiento.

El tono de la mente de Alice ahora parecía alarmado y leí que vigilaba a Jasper con su visión periférica. ¿Hay algún peligro? Ladeé la cabeza hacia la izquierda muy despacio, como si contemplara los ladrillos de la pared, suspiré, y luego me volví hacia la derecha, de nuevo hacia las grietas del techo. Sólo Alice se dio cuenta de que estaba negando con la cabeza.

Ella se relajó. Avísame si la cosa se pone fea.

Moví sólo los ojos, primero arriba, hacia el techo, y luego abajo.

Gracias por ayudarme con esto.

Me alegré de no tener que contestarle en voz alta. ¿Qué le podría haber dicho? ¿«Encantado»? En realidad no era así. No disfrutaba asistiendo al debate interior de Jasper ¿Era necesario pasar por todo esto? ¿No era un camino más seguro admitir

simplemente que él nunca sería capaz de controlar su problema con la sed como los demás, en lugar de tentar continuamente sus límites? ¿Por qué coquetear con el desastre? Habían pasado ya dos semanas desde nuestra última expedición de caza. No era un periodo de tiempo excesivamente insoportable para el resto de nosotros. Algo incómodo a veces, si un humano caminaba muy cerca de nosotros o si el viento soplaba del lado equivocado. Pero los humanos rara vez se aproximan a nosotros. El instinto les dice lo que sus mentes conscientes difícilmente comprenderían: que somos peligrosos.

Y en ese preciso momento Jasper lo era en grado sumo. Una chica bajita se detuvo en un extremo de la mesa más próxima a la nuestra para hablar con un amigo. Se pasó los dedos entre el pelo corto, color arena, y sacudió la cabeza. Justo en ese momento la rejilla del aire acondicionado empujó su aroma en nuestra dirección. Yo estaba acostumbrado a la forma en que me hacía sentir el olor: sequedad y dolor en la garganta, un agujero anhelante en el estómago, un agarrotamiento instantáneo de los músculos, el flujo excesivo de ponzoña en la boca…

Todo eso era bastante normal y, por lo general, fácil de ignorar; pero hoy resultaba más duro al tener los sentidos agudizados y notarlo todo por duplicado: la sed se multiplicaba al monitorizar las reacciones de Jasper. Era la sed de dos, no sólo la mía.

Jasper intentaba mantener la mente lejos de allí. Estaba fantaseando…Imaginaba que se levantaba del lado de Alice y se paraba al lado de la chica. Pensaba en inclinarse como si le fuera a susurrar algo al oído y dejar que sus labios rozaran el arco de su garganta. Imaginaba también cómo fluía el cálido flujo de su pulso debajo de la fina piel que sentiría bajo su boca…Propiné una patada a la silla de Jasper.

Nuestras miradas se encontraron durante un minuto, y luego él bajó la suya. Pude escuchar cómo se enfrentaban en su interior la culpa y la rebeldía.

—Lo siento —musitó.

Me encogí de hombros.

—No ibas a hacer nada —murmuró Alice en un intento de mitigar el disgusto de Jasper—. Lo vi.

Reprimí la mueca que hubiera echado por tierra la mentira de Alice; ella y yo debíamos apoyarnos el uno al otro. No resultaba fácil para ninguno de los dos oír voces y tener visiones del futuro. Éramos bichos raros, incluso entre los que ya lo eran de por sí. Nos protegíamos los secretos entre nosotros.

—Pensar en ellos como personas ayuda un poco —sugirió Alice con voz aguda y musical, demasiado baja y rápida para que la escucharan los oídos humanos—. Se llama Whitney y tiene una hermanita muy pequeña a la que adora. Su madre invitó a Esme a aquella fiesta en el jardín, ¿te acuerdas?

—Sé quién es —contestó Jasper secamente.

Se volvió para mirar por una de las pequeñas ventanas situadas bajo el alero a lo largo del muro que rodeaba la gran habitación. El tono de su voz puso fin a la conversación.

Deberíamos haber ido de caza el día anterior por la noche. Era ridículo enfrentar esa clase de riesgos, intentar demostrar entereza y mejorar la resistencia. Jasper tendría que asumir sus limitaciones y vivir con ellas. Sus antiguos hábitos no eran los más apropiados para el estilo de vida que habíamos elegido; no podría adaptarse a él.

Alice suspiró silenciosamente y se puso de pie, llevándose la bandeja de comida —un atrezo, en realidad—y dejándole solo.

Sabía hasta dónde llegar con su apoyo y cuándo dejar de hacerlo. Aunque era más evidente que Rosalie y Emmett mantenían una relación, Alice y Jasper se conocían tan bien que sentían los estados de ánimo del otro como si fueran propios.

Parecía que también pudiesen leer las mentes, aunque sólo fuera entre ellos.

Edward Cullen.

Acto reflejo. Me volví al oír mi nombre, aunque no es que nadie lo hubiera pronunciado en voz alta, sólo lo había pensado. Mi mirada se encontró durante una breve fracción de segundo con la de un par de enormes ojos marrones, de color chocolate, unos ojos humanos en medio de un rostro pálido, con forma de corazón. Conocía ese rostro a pesar de no haberlo visto nunca con mis propios ojos. Era el tema más destacado del día en todas las mentes: la nueva alumna, Isabella Swan, la hija del jefe de policía de la ciudad, que había venido a vivir aquí por algún cambio en su situación familiar. Bella. Hasta ahora había corregido a todo el mundo que se dirigía a ella por su nombre completo…

Miré a lo lejos, aburrido. Me llevó un segundo darme cuenta de que ella no había sido la persona que había pensado en mi nombre.

Por supuesto, Bella ya se ha quedado alucinada con los Cullen, oí cómo continuaba el primer pensamiento que había oído.

Identifiqué la «voz» como la de Jessica Stanley. Había pasadoya un tiempo desde que me incordió por última vez con su charloteo interno. Qué alivio sentí cuando ella superó ese desdichado encaprichamiento. Había sido casi imposible escapar de sus constantes y ridículas ensoñaciones. Me dieron ganas en aquel momento de explicarle con toda exactitud lo que podría haber ocurrido si mis labios, y los dientes detrás de ellos, se hubieran encontrado cerca de ella. Esto habría silenciado cualquier tipo de molestas fantasías con bastante rapidez. Pensar en su reacción casi consiguió arrancarme una sonrisa.

Le iría bien engordar un poco, continuó Jessica. En realidad, ni siquiera es guapa. No entiendo por qué Eric la mira tanto... o Mike.

Hizo una mueca mental de dolor al pensar en el último nombre. El nuevo capricho de Jessica, el súper popular Mike Newton, no sabía ni que ella existía. Sin embargo, no parecía tan insensible a la chica nueva. Otra vez la historia del chico fascinado por un objeto brillante. Aquello dio un giro mezquino a los pensamientos de Jessica, aunque en apariencia se mostraba cordial con la recién llegada mientras le explicaba lo que todos sabían sobre mi familia. La nueva seguramente habría preguntado por nosotros.

Aunque hoy todo el mundo me mira a mí también, pensó Jessica muy pagada de sí misma, en un aparte. Ha sido una verdadera suerte que Bella compartiera dos clases conmigo... Apuesto a que luego Mike querrá preguntarme qué tal es...

Intenté bloquear el absurdo parloteo antes de que sus superficiales e insignificantes pensamientos me volvieran loco.

—Jessica Stanley le está sacando a la Swan, la chica nueva, todos los trapos sucios del clan Cullen —le murmuré a Emmett, para distraerme, que se rió entre dientes y pensó: Espero que lo esté haciendo bien.

—En realidad, es bastante poco imaginativa. Sólo le ha dado un toque escandaloso, nada más. Ni una pizca de terror.

Me siento un poco decepcionado.

¿Y la chica nueva? ¿También se siente ella decepcionada con el chismorreo?

Presté atención a ver si escuchaba lo que esta chica nueva, Bella, pensaba de la historia de Jessica. ¿Qué vería cuando se fijara en la extraña familia con la piel del color de la tiza, de la que se apartaban todos?

En cierta manera era cuestión de responsabilidad por mi parte conocer su reacción. Yo actuaba de vigía, a falta de un nombre mejor, para proteger a la familia. Si alguien empezara a concebir sospechas, yo los avisaría con tiempo suficiente para poder quitarnos de en medio con facilidad. Había ocurrido de vez en cuando que algún humano con una imaginación despierta nos había identificado con los personajes de un libro o una película. La mayoría de las veces se convencía de su error, pero era mejor trasladarse a otro lugar que arriesgarse a un examen. Rara vez, muy rara vez, alguien adivinaba la verdad y no le concedíamos la oportunidad de comprobar su hipótesis.

Simplemente desaparecíamos, para convertirnos como mucho en un recuerdo aterrador…

No escuché nada por más que fijé la atención en el lugar contiguo al cual continuaba fluyendo de forma compulsiva el frívolo monólogo interno de Jessica. Era como si allí no se sentara nadie. ¡Qué curioso!, ¿se habría ido la chica? No parecía probable, ya que Jessica seguía dándole la brasa. Miré hacia allí para comprobarlo, sintiéndome confuso. Comprobar con la vista lo que mi sentido extrasensorial me decía era algo que nunca antes había tenido que hacer.

Mi mirada se trabó de nuevo en esos grandes ojos marrones.

Ella se sentaba en el mismo lugar que antes, y nos miraba, algo natural, supuse, mientras Jessica continuaba regalándole los oídos con los chismorreos locales sobre los Cullen. Pensar sobre nosotros, sin duda, era algo natural. Pero no oía ni un susurro siquiera. Mientras bajaba la mirada, un tentador rubor de un rojo cálido invadió sus mejillas, diferente al de la vergüenza que se siente cuando te han sorprendido mirando fijamente a un desconocido. Era estupendo que Jasper aún estuviera mirando por la ventana. No quería imaginarme lo que ese natural flujo de sangre supondría para su autocontrol.

Las emociones se mostraban tan transparentes en su cara que parecía llevarlas escritas en la frente: sorpresa —como si de forma inconsciente hubiera detectado indicios de las sutiles diferencias entre su naturaleza y la mía—, curiosidad mientras escuchaba la historia de Jessica, y algo más... ¿fascinación?

No sería ésta la primera vez. Éramos hermosos a los ojos de los hombres, nuestras presas potenciales. Y al final, por fin, vergüenza por haberla pillado mirándome.

Aun a pesar de que había mostrado con tal claridad los sentimientos en sus extraños ojos, extraños por lo profundos, de color marrón, que de tan oscuros casi parecían opacos, no oía nada más que silencio en el lugar donde ella se sentaba. Nada en absoluto.

Me sentí incómodo durante unos momentos. Nunca me había encontrado con nada similar. ¿Me pasaba algo malo?

Me notaba exactamente igual que siempre. Preocupado, presté aún más atención.

De pronto, empezaron a gritar en mi cabeza todas las voces de alrededor que había contenido hasta ese momento.

Me pregunto qué música le gustará... Quizás podría mencionar ese nuevo CD..., pensaba Mike Newton, dos mesas más allá, concentrado en Bella Swan.

Eric Yorkie refunfuñaba mentalmente con sus pensamientos girando también alrededor de la nueva. Hay que ver cómo la mira. No le basta con tener a más de la mitad de las chicas del instituto pendientes de él.

Es vergonzoso. Cualquiera pensaría que es famosa o algo por el estilo... La mira incluso Edward Cullen... Lauren Mallory estaba tan celosa que, en realidad, su rostro debería haber tenido el color del jade oscuro. Y Jessica, haciendo ostentación de su nueva mejor amiga. Qué gracia... La mente de la chica continuó escupiendo vitriolo.

Apuesto a que todo el mundo le ha preguntado eso. Pero me gustaría hablar con ella. He de pensar en alguna pregunta más original... meditaba Ashley Dowling.

Quizás esté en mi clase de Español... pensaba esperanzada June Richardson.

Esta noche tengo toneladas de trabajo. Trigonometría y los ejercicios de Lengua. Espero que mamá… Angela Weber, un muchacha tranquila, cuyos pensamientos eran generalmente amables, algo poco habitual, era la única en la mesa que no estaba obsesionada con Bella.

Podía oírlos a todos, oía cada insignificancia que se les ocurriera conforme pasaba por su mente, pero nada en absoluto procedente de aquella nueva alumna con esos ojos aparentemente tan comunicativos.

Eso sí, podía escuchar lo que decía cuando se dirigía a Jessica.

No necesitaba leer la mente para oírlas hablar con voz baja

y clara en el lado opuesto de la gran estancia.

—¿Quién es el chico de pelo cobrizo? —le oí preguntar mirándome disimuladamente de reojo, sólo para retirar de inmediato la vista cuando se dio cuenta de que aún seguía con los ojos fijos en ella.

Todavía tuve tiempo de considerar esperanzado que oír el sonido de su voz me serviría para captar el tono de sus reflexiones, perdidos en algún lugar al que yo no podía acceder, pero enseguida me decepcioné. Lo normal es que los pensamientos de la gente tengan el mismo tono que sus voces físicas. Pero esa voz tranquila, tímida, me resultaba poco familiar, no pertenecía a ninguno de los cientos que rebotaban por la habitación, estaba seguro. Era completamente nueva.

¡Ja, buena suerte, idiota!, pensó Jessica antes de contestar la pregunta de la chica.

—Se llama Edward. Es guapísimo, por supuesto, pero no pierdas el tiempo con él. No sale con nadie —levantó la nariz, desdeñosa—. Quizá ninguna de las chicas del instituto le parece lo bastante guapa.

Volví la cabeza para ocultar la sonrisa. Jessica y sus compañeras de clase no tenían ni idea de la suerte que tenían al no interesarme ninguna de ellas en especial.

En ese estado de humor fluctuante, sentí un impulso extraño que no terminé de entender. Quería hacer algo respecto al tono mezquino de los pensamientos de Jessica, de los que la nueva no era consciente… Sentí la extraña urgencia de interponerme entre ellas para proteger a Bella Swan de los oscuros manejos de Jessica. Era algo muy raro en mí sentir aquello.

Intenté llegar hasta las motivaciones que alimentaban dicho impulso y volví a examinar a la chica.

Quizás fuera un instinto protector, el del fuerte sobre el débil, sepultado en alguna parte desde hacía mucho tiempo. La muchacha parecía más frágil que sus nuevas compañeras de clase. Su piel era tan translúcida, que resultaba difícil creer que le ofreciera mucha protección frente al mundo exterior.

Podía ver el rítmico pulso de su sangre a través de las venas bajo esa clara y pálida membrana… Sería mejor que no me concentrara en eso, se me daba muy bien la vida que había escogido, pero estaba tan sediento como Jasper y no tenía sentido darle alas a la tentación.

Tenía una arruguita entre las cejas de la que ella no parecía consciente.

¡Aquello era increíblemente frustrante! Veía claramente el esfuerzo que le costaba estar allí sentada, intentando conversar con extraños, siendo el centro de la atención. Podía adivinar su timidez por la postura de sus hombros, de aspecto frágil, ligeramente hundidos, como si esperara un desaire de un momento a otro. Pero sólo podía adivinar, ver o imaginar. No había más que silencio en esta chica humana tan sumamente corriente. No podía oír nada. ¿Por qué?

—¿Qué pasa? —murmuró Rosalie, interrumpiendo mi concentración.

Dejé de mirar a la chica y sentí una especie de alivio. No deseaba seguir intentándolo sin éxito, me irritaba. Y no quería desarrollar ningún interés por sus pensamientos ocultos simplemente porque no podía acceder a ellos. Sin duda, cuando pudiera descifrarlos, y seguramente encontraría la manera de hacerlo, serían tan superficiales e insignificantes como los de cualquier otro humano. No merecían siquiera el esfuerzo que me costaría llegar hasta ellos.

—¿Así que la chica nueva nos tiene miedo ya? —preguntó Emmett, esperando aún una respuesta.

Me encogí de hombros. No estaba lo suficientemente interesado para seguir presionando y obtener más información.

Ni debería interesarme.

Nos levantamos de la mesa y salimos de la cafetería. Emmett, Rosalie y Jasper simulaban ser estudiantes de último curso, por lo que se dirigieron hacia sus respectivas clases. Yo interpretaba un papel más juvenil, de modo que me encaminé hacia la clase de Biología de primero, preparándome mentalmente para soportar el tedio. Era dudoso que el señor Banner, un hombre de intelecto medio, se las ingeniara para insertar en su explicación algo que pudiera sorprender a alguien que tenía dos licenciaturas en Medicina.

En la clase, me instalé en mi silla y dejé que los libros, puro atrezo, puesto que no contenían nada que no supiera ya, se desparramaran por la mesa. Era el único alumno que no compartía pupitre. Los humanos no eran lo bastante listos para saber por qué me temían, pero su instinto de supervivencia resultaba suficiente para mantenerlos alejados de mí.

El aula se fue llenando despacio conforme los chicos iban regresando del almuerzo en un lento goteo. Me repantigué en la silla y dejé transcurrir el tiempo. De nuevo, deseé ser capaz de dormir.

Su nombre volvió a llamarme la atención, quizás porque estaba pensando en ella cuando Angela Weber la acompañó hasta la clase.

Bella parece tan tímida como yo. Apuesto lo que sea a que este día le está resultando realmente difícil. Ojalá supiera qué decirle, pero seguramente sonaría estúpido…

¡Bien!, pensó Mike Newton mientras se revolvía en su asiento para ver entrar a las chicas.

Pero seguía sin leer pensamiento alguno desde la posición ocupada por Bella Swan. El espacio vacío donde deberían estar sus pensamientos me irritaba y desconcertaba.

Bella se acercó a la mesa del profesor avanzando por el pasillo lateral que había a mi lado. Pobre chica, el único pupitre libre era el contiguo al mío. Automáticamente limpié su lado del pupitre, empujando mis libros hasta formar una pila. Dudaba que se sintiera muy cómoda en ese asiento.

Comenzaba lo que para ella prometía ser un semestre muy largo, al menos en esta clase. Sin embargo, quizás podría sacar a la superficie sus secretos al sentarme a su lado; no es que hubiera necesitado antes de proximidad para conseguirlo… y tampoco es que hubiera nada que mereciera la pena escuchar…

Bella Swan caminó hasta interponerse en el flujo de aire caliente que soplaba en mi dirección desde la rejilla de ventilación.

Su olor me impactó como la bola de una grúa de demolición, como un ariete. No existe imagen lo bastante violenta para expresar la fuerza de lo que me sucedió en ese momento.

En aquel instante, no hubo nada que me asemejara a la persona que fui antaño, no quedó ni un jirón de los harapos de humanidad con los que me las arreglaba para encubrir mi naturaleza.

Yo era un depredador; ella, mi presa. No existía en el mundo otra verdad que no fuera ésta.

Para mí ya no había una habitación llena de testigos, porque en mi fuero interno los acababa de convertir a todos ellos en daños colaterales. El misterio de sus pensamientos quedó olvidado. Los pensamientos de Bella no me importaban nada porque no iba a poder pensar por mucho más tiempo.

Yo era un vampiro y ella tenía la sangre más dulce que había olido en ochenta años.

No concebía la existencia de un aroma como ése. Habría empezado a buscarlo desde mucho tiempo antes si hubiera sabido que existía. Hubiera peinado el planeta para encontrarlo.

Podía imaginar el sabor…

La sed ardía en mi garganta como si fuera fuego. Sentía la boca achicharrada y deshidratada y el flujo fresco de ponzoña no hizo nada por hacer desaparecer esa sensación. Mi estómago se retorció de hambre, un eco de la sed. Se me contrajeron los músculos, preparados para saltar.

No había pasado ni un segundo. Ella todavía no había terminado de dar el paso que la había puesto en la dirección del aire que fluía hacia mí.

Conforme su pie tocó el suelo, sus ojos se posaron en mí en un movimiento que ella pretendía que fuera sigiloso. Su mirada se encontró con la mía y me vi perfectamente reflejado en el amplio espejo de sus ojos.

La sorpresa que me produjo ver mi cara proyectada en sus pupilas le salvó la vida en aquellos momentos tan difíciles.

Pero no me lo puso fácil. Cuando ella fue consciente de la expresión de mi rostro, la sangre inundó nuevamente sus mejillas, volviendo su piel del color más delicioso que había visto en mi vida. Su olor era como una bruma en mi cerebro a través de la cual apenas podía razonar. Mis pensamientos bramaron incoherentes, fuera de todo control.

Ella caminaba ahora más despacio, como si comprendiera la necesidad de huir. Los nervios la hicieron comportarse de modo torpe, por lo que tropezó y se tambaleó hacia delante, casi cayendo sobre la chica sentada delante de mí. Parecía débil, vulnerable, incluso más de lo que es habitual en un humano.

Intenté concentrarme en el rostro que había visto en sus ojos, un rostro que reconocí con asco. Era la cara del monstruo que había en mí, el que había combatido y derrotado a lo largo de décadas de esfuerzo y de disciplina inflexible. ¡Con qué rapidez emergía ahora a la superficie!

El olor se arremolinó nuevamente a mi alrededor, dispersando mis pensamientos y casi impulsándome fuera del asiento.

No. Mi mano se aferró a la parte central del borde de la mesa para intentar sujetarme a la silla. Pero la madera no estaba por la labor y mi mano atravesó el armazón y arrancó un puñado de astillas. La forma de mis dedos quedó grabada en la madera.

Destruye la evidencia, ésta era una regla fundamental. Rápidamente pulvericé los bordes que tenían la forma de mis dedos, dejando sólo un agujero desigual y una pila de virutas en el suelo, que dispersé con el pie.

Destruye la evidencia. Daño colateral…

Sabía lo que iba a suceder ahora. La chica debería venir a sentarse a mi lado y yo tendría que matarla.

Los testigos inocentes de la clase, otros dieciocho jóvenes y un hombre, no podrían abandonar la habitación una vez que hubieran asistido a lo que iba a ocurrir en breve.

Me acobardé ante la idea de lo que se avecinaba. Incluso en mis peores momentos, jamás había cometido una atrocidad como ésta. Nunca había matado a inocentes, al menos no en las últimas ocho décadas. Y ahora planeaba masacrar a veinte de una vez.

El rostro del monstruo en mi mente se burló de mí.

Aun cuando una parte de mí intentaba apartarse de aquella idea horripilante, la otra parte planeaba la forma de perpetrarla.

En el caso de que matara a la chica primero, sólo dispondría de quince o veinte segundos antes de que reaccionaran los humanos del aula. Tal vez algo más si no se daban cuenta de lo que estaba haciendo desde el principio. Ella no tendría tiempo de gritar o sentir dolor y yo no la mataría con crueldad.

Esto era todo lo que podía hacer por esta desconocida con esa sangre tan horriblemente deseable.

Pero habría de impedir que escaparan. No debía preocuparme por las ventanas, ya que estaban demasiado altas y eran muy pequeñas para servir a nadie en su huida. Sólo quedaba la puerta, que los dejaría atrapados en cuanto se bloqueara.

Intentar abatirlos a todos cuando estuvieran dominados por el pánico y chillando, en pleno caos, seguramente sería más lento y difícil. No imposible, pero habría mucho ruido y tiempo de sobra para un montón de gritos. Alguien podría oírlos… y me vería forzado a matar incluso a más inocentes en esta hora negra.

El olor me castigó hasta cerrarme la garganta reseca y dolorida.

Además, la sangre de Bella se enfriaría mientras mataba a los otros.

De modo que sería mejor encargarme primero de los testigos.

Me tracé un esquema mental. Yo estaba en mitad de la habitación, en la última fila de la parte de atrás. Empezaría por el lado derecho. Estimé que podría romper aproximadamente entre cuatro y cinco cuellos por segundo, y sería menos escandaloso. El lado derecho sería el de los afortunados porque no me verían llegar. Después daría la vuelta por la parte frontal e iría de delante hacia atrás por el lado izquierdo; matarlos a todos me llevaría a los sumo cinco segundos.

Sin embargo sería tiempo suficiente para que Bella viera con claridad lo que se le venía encima. Suficiente para que tuviera miedo. Suficiente para que gritara, si el susto no la dejaba paralizada en su sitio. Sólo un débil grito que no haría venir a nadie corriendo.

Aspiré una bocanada de aire y el olor se convirtió en un fuego que corrió por mis largas venas vacías y me abrasó el pecho hasta consumir cualquier impulso positivo que hubiera sido capaz de sentir.

En ese preciso momento se estaba dando la vuelta. Estaría sentada a pocos centímetros de mí dentro de escasos segundos.

El monstruo en mi mente sonrió ante la expectativa.

Alguien sentado cerca de mí, a la izquierda, cerró de golpe una carpeta. No miré para ver cuál de los malditos humanos había sido, pero el movimiento envió una bocanada de aire normal, inodoro, hacia mi rostro.

Durante un escaso segundo, pude pensar con claridad. En ese precioso segundo, vi dos rostros en mi mente, uno al lado del otro.

Uno era el mío, o más bien lo había sido: el monstruo de ojos inyectados en sangre que había matado a tanta gente que había dejado de contarlos. Asesinatos racionalizados y justificados.

Un asesino de asesinos; el asesino de otros monstruos menos poderosos. Era consciente de que se trataba de un complejo de dios, si pudiera llamarlo así, el de alguien que cree poder decidir quién merece una sentencia de muerte. Era un compromiso conmigo mismo: me alimentaba de sangre humana, pero en su definición más amplia, ya que mis víctimas eran, debido a sus varios y oscuros pasatiempos, escasamente más humanos que yo.

El otro rostro era el de Carlisle.

No había ninguna semejanza entre ambos rostros. Eran como la noche y el día.

No existía ningún motivo para buscar semejanzas. Carlisle no era mi padre en un sentido biológico estricto y no compartíamos características similares. El parecido en el color de la piel se debía a lo que éramos; todos los vampiros tienen la misma tez helada y pálida. El parecido en el color de nuestros ojos era otra cosa: el reflejo de nuestra mutua elección.

Y aun así, aunque no había base para establecer semejanzas, me imaginaba que mi rostro había comenzado a reflejar el suyo hasta cierto punto, en los malditos últimos setenta años durante los cuales yo había abrazado su camino y seguido sus pasos.

Mis rasgos no habían cambiado, pero a mí me parecía que algo de su sabiduría había marcado mi expresión y que algo de su compasión podía encontrarse en la forma de mi boca, así como trazas de su paciencia eran evidentes en mi ceño.

Todas estas pequeñas mejoras habían desaparecido de la cara del monstruo. En pocos momentos, no quedaría en mí nada que reflejara los años que había pasado con mi creador, mi mentor, mi padre en todos los sentidos que importan. Mis ojos volverían a brillar rojos como los del diablo; toda la bondad habría desaparecido para siempre.

Yo veía el rostro de Carlisle en mi mente, y sus ojos amables no me juzgaban. Sabía que él me perdonaría por el horrible acto que iba a cometer, porque me amaba, porque pensaba que era mejor de lo que realmente era. Y seguiría queriéndome, incluso aunque le demostrara que estaba equivocado.

Bella Swan se sentó en la silla que había a mi lado con movimientos rígidos y forzados, ¿por el miedo?, y el olor de su sangre se extendió como una nube inexorable a mi alrededor.

Le demostraría a mi padre que se había equivocado conmigo.

Y la tristeza de este hecho hería casi tanto como el fuego de mi garganta.

Me aparté de ella con asco, sintiendo repugnancia por el monstruo que deseaba tomarla.

¿Por qué tenía que haber venido aquí? ¿Por qué tenía que existir? ¿Por qué tenía ella que destruir la poca paz que me quedaba en esta existencia mía de redivivo? ¿Por qué había tenido que nacer esta irritante humana? Acabaría conmigo.

Volví la cara para no verla en cuanto me invadió una repentina furia, un odio irracional.

¿Quién era esta criatura? ¿Por qué yo, por qué en ese momento? ¿Por qué debía perderlo todo ahora sólo porque a ella le había dado por escoger esta insólita ciudad para aparecer?

¡¿Por qué había venido hasta aquí?!

¡Yo no quería ser un monstruo! ¡No quería matar en esta habitación llena de niños inofensivos! ¡No quería perder todo lo que había ganado en una vida entera de sacrificio y privaciones!

No podía… Ella no podía hacerme eso.

El olor era el problema, el enorme atractivo de su olor. Si hubiera alguna manera de resistir… Bastaría que otro chorro de aire fresco me aclarara la cabeza.

Bella Swan sacudió su cabello largo, espeso, de color caoba, en mi dirección.

¿Estaba loca? ¡Era como si le diera alas al monstruo! Tanteándole.

Esta vez no había ninguna brisa amable que apartara el olor lejos de mí. Pronto estaría todo perdido.

No, no hubo ninguna brisa. Pero yo no tenía por qué respirar.

Paré el flujo de aire a través de mis pulmones; el alivio fue instantáneo, pero incompleto. Todavía tenía el recuerdo del olor en mi cabeza y el sabor en el fondo de mi lengua. Ni siquiera podría resistir eso durante mucho tiempo. Pero quizás fuera capaz de soportarlo una hora. Una hora. Sólo el tiempo necesario para salir de esa habitación llena de víctimas, víctimas que quizás no tendrían que serlo. Si era capaz de contenerme sólo durante una hora.

No respirar era una sensación incómoda. Mi cuerpo no necesitaba oxígeno, pero iba contra mis instintos. Yo confiaba más en el olor que en cualquiera de los otros sentidos en momentos de tensión. Era el que me guiaba durante la caza y el primero que avisaba en caso de peligro. No solía encontrarme en situaciones difíciles siendo yo un peligro en mí mismo, pero el instinto de supervivencia era tan fuerte en mi naturaleza como en el de un ser humano normal.

Incómodo, pero manejable. Más soportable que olerla a ella y no poder hundir mis dientes en su fina piel, delicada y transparente hasta llegar al cálido, húmedo, pulsante…

¡Una hora! ¡Sólo una hora! Debía dejar de pensar en el olor, en el sabor.

En silencio, la chica mantuvo el pelo entre nosotros, inclinándose hacia delante hasta que dejó caer la melena sobre la carpeta. No podía verle la cara, ni podía intentar leer sus emociones en sus sinceros ojos profundos. ¿Había sido por eso por lo que ella había extendido su cabellera entre nosotros?

¿Quería esconder esos ojos de mi vista? ¿Sólo por miedo?

¿Por timidez? ¿Para mantener ocultos sus secretos?

Mi irritación anterior por no ser capaz de leerle los pensamientos era poca cosa en comparación con la necesidad —y el odio— que me embargaba en ese momento. Porque yo odiaba a esa frágil adolescente que se sentaba a mi lado, la odiaba con la misma fuerza con la que me sentía apegado a mi anterior identidad, al amor por mi familia, a mis sueños de ser algo mejor que lo que era… Odiarla, odiar el modo en que ella me hacía sentir, me ayudaba un poco. Sí, y la irritación que había sentido antes no era importante, pero también me favorecía. Me ceñí a cualquier emoción que me distrajera de imaginar su delicioso sabor

Odio e irritación. Impaciencia. ¿Es que la hora no iba a terminar nunca?

Y cuando la hora terminara… Entonces ella saldría de esta habitación, y ¿qué haría yo?

Podría presentarme. Hola, me llamo Edward Cullen. ¿Puedo acompañarte a tu próxima clase?

Me contestaría afirmativamente aunque, como yo sospechaba, me temiera, porque era la respuesta educada y apropiada. Bella seguiría la costumbre y caminaría a mi lado. Resultaría bastante fácil llevarla en la dirección equivocada. Un espolón del bosque sobresalía como un dedo hasta tocar la parte posterior del aparcamiento. Podría decirle que había olvidado un libro en mi coche…

¿Se daría cuenta alguien de que yo había sido la última persona con la cual la habían visto? Estaba lloviendo, como siempre.

Dos impermeables oscuros encaminándose en la dirección equivocada podrían despertar un interés excesivo y delatarme.

Además, no era el único que había reparado en ella aquel día, aunque ninguno de forma tan devastadora como yo. Mike Newton, en especial, estaba pendiente de cada cambio de su postura en la silla mientras ella se movía nerviosamente; estaba tan incómoda por estar cerca de mí como cualquiera en su lugar, como yo habría esperado antes de que su olor hubiera destruido cualquier interés caritativo. Mike Newton seguramente notaría si ella salía de clase conmigo.

Podría soportarlo una hora, ¿y dos?

Me estremecí a causa del dolor y la quemazón.

Ella volvería a una casa vacía, ya que el jefe de policía Swan trabajaba a jornada completa. Conocía el edificio, del mismo modo que conocía cada casa en esta ciudad tan pequeña. La casa se encontraba aislada en lo alto de la ciudad, junto a un espeso

bosque, sin vecinos cerca. Incluso aunque ella tuviera tiempo para gritar, que no lo tendría, no habría nadie que la escuchara.

Ésta era la manera más responsable de llevar el asunto. Había pasado siete décadas sin probar la sangre humana. Si contenía la respiración, podría aguantar dos horas más. Y cuando ella estuviera sola, no habría ocasión para que nadie resultara herido. Y no existe motivo alguno para precipitarse, el monstruo de mi cabeza me dio la razón.

Era un sofisma pensar que sería menos monstruo por salvar a los diecinueve humanos del aula con esfuerzo y paciencia y matar sólo a esa inocente joven.

Aunque la odiaba, sabía que mi odio era injusto. Me di cuenta de que a quien detestaba realmente era a mí mismo.

Y me odiaría más aún cuando ella hubiera muerto.

Soporté toda la hora así, imaginando las mejores formas de matarla. Evite visualizar el acto real, ya que esto habría sido demasiado para mí. Perdería la batalla y terminaría matándolos a todos. Así que me concentré en el aspecto estratégico del plan y nada más.

Ella me miró más allá de la muralla de sus cabellos en una sola ocasión, casi al final de la clase. Sentía arder en mi interior aquel odio injustificado cuando nuestras miradas se encontraron y lo vi reflejado en sus ojos asustados. El arrebol cubrió sus mejillas antes de que pudiera volver a esconderse en su pelo y yo casi perdí los estribos.

Menos mal que sonó el timbre. Salvado por la campana, igual que en el dicho. Ambos nos habíamos salvado: ella de la muerte, y yo, durante un breve tiempo, de convertirme en la criatura de pesadilla que temía y detestaba.

No pude moverme con la lentitud habitual mientras salía de la clase. Algún observador ocasional hubiera averiguado que había algo raro en mi forma de caminar, pero nadie me prestó atención. Todos los pensamientos humanos seguían girando en torno a la chica que estaba condenada a morir en poco menos de una hora.

Me escondí en el coche.

No quería pensar en mí mismo como en alguien que se debía ocultar. Se parecía demasiado a la cobardía, pero sin duda ése era el caso ahora.

En aquellos momentos, no tenía la disciplina necesaria para permanecer rodeado de humanos. Al concentrar todas mis energías en no matar a uno de ellos, me había quedado sin fuerzas para resistirme frente a los demás. En caso contrario, menuda pérdida. Ya que tenía que rendirme al monstruo, al menos haría que mereciera la pena la derrota.

Puse el CD con la música que por lo general me calmaba, pero me sirvió de poco. No, lo único que en ese momento podía ayudarme era el aire frío, húmedo y limpio que soplaba con la ligera lluvia a través de las ventanas abiertas. Aunque todavía podía recordar el olor de la sangre de Bella Swan con perfecta claridad, inhalar el aire era como limpiar el interior de mi cuerpo de una infección.

Me sentía bien otra vez. Podía pensar de nuevo. Y ahora era capaz de volver a enfrentarme contra lo que no quería ser.

No tenía por qué ir a su casa, ni tenía por qué matarla. Sin duda, yo era una criatura pensante, racional y tenía posibilidad de elegir. Siempre había una oportunidad.

No me había sentido así en la clase, pero ahora estaba lejos de ella. Quizás, si la evitaba cuidadosamente, con mucho, mucho tiento, no tendría necesidad de cambiar de vida. Ahora tenía todo organizado del modo que me gustaba. ¿Por qué debía permitir que esa deliciosa e irritante personita lo arruinara todo?

No tenía por qué disgustar a mi padre, ni causar tensión, preocupación o dolor a mi madre. Sí, aquello también iba a disgustar a mi madre adoptiva. Y Esme era tan dulce, tan amable, tan gentil. Provocar dolor a alguien como Esme era verdaderamente imperdonable.

Qué irónico sonaba mi deseo de proteger a esa joven humana de la amenaza irrisoria y torpe de los pensamientos despectivos de Jessica Stanley. Yo era la última persona que podría haberse erigido nunca como defensor de Isabella Swan. Ella nunca necesitaría protegerse tanto de nada como de mí mismo.

De pronto, me pregunté dónde estaría Alice. ¿No me había visto matar a la joven Swan de mil formas diferentes? ¿Por qué no había venido en mi busca o en mi ayuda, para detenerme o al menos limpiar las evidencias? ¿Estaba ella tan absorta vigilando a Jasper de que se metiera en problemas que no había sido consciente de otras posibilidades mucho peores?

¿Era yo más fuerte de lo que pensaba? ¿Y si realmente no iba a hacerle nada a la joven? No. Yo sabía que eso no era verdad. Alice debía de estar muy concentrada en Jasper.

Busqué en la dirección en que sabía que la iba a encontrar, dentro del pequeño edificio donde se impartían las clases de inglés. No me llevó mucho localizar su «voz» familiar. Y llevaba razón. Volcaba todos sus pensamientos en Jasper, vigilando las mínimas posibilidades minuto a minuto.

Deseaba pedirle consejo, pero, al mismo tiempo, me alegraba que ella ignorase de lo que yo era capaz y que, en la última hora, había considerado seriamente la posibilidad de provocar una masacre.

Un nuevo fuego recorrió mi cuerpo, el de la vergüenza. No quería que ninguno de ellos lo supiera.

Si lograba evitar a Bella Swan, si me las arreglaba para no matarla —el monstruo se retorció y le rechinaron los dientes de frustración sólo de pensarlo—, en tal caso, nadie se enteraría.

Si pudiera alejarme de su aroma…

No había razón alguna para no intentarlo al menos. Elegir lo correcto. Tratar de ser lo que Carlisle pensaba que era.

La última hora de clase estaba a punto de terminar. Decidí llevar a la práctica mi nuevo plan de inmediato. Era mejor que quedarme sentado en el aparcamiento, donde ella podría pasar cerca de mí y acabar con mi empeño. Volví a sentir un encono injustificado por la muchacha. Odiaba que, sin saberlo, tuviera ese poder sobre mí, que ella me pudiera convertir en algo ultrajante.

Crucé el pequeño campus muy rápido —tal vez demasiado, pero no había testigos— en dirección a la oficina. No había razón para que mi camino y el de Bella Swan se cruzaran. Debía evitarla como a la pequeña peste que era.

La oficina estaba vacía, a excepción de la secretaria, la única persona a la que quería ver.

No oyó mi sigilosa entrada.

—¿Señora Cope?

La pelirroja de bote alzó la vista y abrió los ojos de forma desmesurada. Estos correctores de exámenes… siempre los sorprendía con la guardia baja, jamás se enteraban de nada, sin importar cuántas veces nos hubieran visto con anterioridad.

—¡Oh! —exclamó entrecortadamente. Estaba un poco agitada.

Estúpida, pensó en su fuero interno, es lo bastante joven para ser mi hijo, demasiado joven para pensar en él de esa forma…—.

Hola, Edward. ¿En qué te puedo ayudar?

La mujer agitó las pestañas detrás de las gruesas gafas. Estaba incómoda, pero yo sabía ser encantador cuando me lo proponía.

De hecho, me resulaba muy fácil, conocía de inmediato qué tono adoptar o qué gesto realizar.

Me incliné hacia delante y sostuve su mirada como si observara intensamente esos corrientes ojillos castaños suyos. La mujer era ya un manojo de nervios. Esto iba a resultar sencillo.

—Me preguntaba si me podría ayudar con mi horario de clases —dije con la voz suave que reservaba para cuando no deseaba atemorizar a los humanos.

Oí cómo aumentaba el ritmo de los latidos de su corazón.

—Por supuesto, Edward. ¿Cómo puedo ayudarte? —demasiado joven, demasiado joven, se gritaba a sí misma. Se equivocaba, por supuesto. Yo tenía más años que su abuelo, aunque, según mi permiso de conducir, ella tenía razón.

—¿Sería posible cambiar la clase de Biología por otra de mayor nivel científico? Tal vez Física…

—¿Tienes algún problema con el señor Banner, Edward?

—En absoluto. Lo único que ocurre es que ya he estudiado ese temario…

—… en esa escuela de enseñanza acelerada a la que asististeis en Alaska, cierto —frunció los labios mientras lo consideraba.

Todos deberían estar en la universidad. He oído las quejas de los profesores. Destacan en todo, no vacilan al contestar, jamás se equivocan en un examen… parece que hubieran encontrado la forma de engañarnos en cada asignatura. El profesor Varner estaría dispuesto a creer que nos están haciendo trampas antes que aceptar que un alumno es más inteligente que él… Apuesto a que su madre les da clases…—. En realidad, no caben más alumnos en Física. Al profesor Banner le disgusta tener más de veinticinco alumnos en una clase.

—Yo no sería ningún problema.

Por supuesto que no. Un perfecto Cullen no lo sería nunca.

—Ya lo sé, Edward, sólo que no hay suficientes pupitres…

—En ese caso, ¿podría no asistir a clase? Emplearía ese tiempo en estudiar por mi cuenta.

—¿No asistir a clase de Biología? —se quedó boquiabierta.

Es una locura. ¿Tan difícil te resulta aguantar una asignatura que ya te sabes? Tiene que haber algún problema con el profesor

Banner. Me pregunto si debería hablar con Bob del tema—. No tendrás suficientes créditos para graduarte.

—Ya recuperaré al año que viene.

—Tal vez deberías comentarlo antes con tus padres.

La puerta se abrió a mis espaldas, pero fuera quien fuera no me importunó con sus pensamientos, por lo que ignoré esa entrada y me concentré en la señora Cope. Me incliné un poco más cerca y le sostuve la mirada con los ojos abiertos. Hubiera funcionado mejor de haberlos tenido dorados en lugar de negros. La negrura atemoriza a la gente, como debe ser.

—Por favor, señora Cope —modulé la voz del modo más suave y persuasivo que pude, y puedo ser considerablemente persuasivo—. ¿No hay ninguna otra clase donde haya sitio para mí? Estoy convencido de que debe de haber un resquicio en algún sitio. Biología como sexta hora de clase no puede ser

la única opción…

Le sonreí a la par que procuraba no mostrar mucho los dientes para no asustarla y suavizar la expresión del semblante.

Su corazón resonó con más fuerza.

Demasiado joven, se recordó frenéticamente.

—Bueno, tal vez podría hablar con Bob, quiero decir, con el señor Banner y ver si…

En un segundo cambió todo: la atmósfera de la habitación, mi misión en la misma, la razón por la que me inclinaba hacia la mujer pelirroja… Lo que antestenía un propósito concreto, ahora se había convertido en otro muy distinto.

Un segundo fue todo lo que necesitó Samantha Wells para abrir la puerta y depositar con retraso la hoja de firmas en la cesta situada en la entrada. Un segundo fue lo que tardó el golpe de viento que se coló por la puerta en sacudirme. Un segundo fue todo lo que necesité para comprender por qué esa primera persona no me había interrumpido con sus pensamientos nada más entrar.

Aunque no necesitaba asegurarme, me volví. Lo hice despacio, pugnando por controlar los músculos que se negaban a obedecerme.

Bella Swan estaba ahí en frente, de pie, con la espalda apoyada contra la pared al lado de la puerta, con un papel apretado entre las manos. Sus ojos se abrieron aún más de lo habitual cuando asimiló mi mirada feroz, inhumana.

El olor de su sangre saturó cada partícula de aire en la habitación pequeña y calurosa. Mi garganta estalló en llamas.

El monstruo me observó de nuevo desde el espejo de sus ojos, una máscara de maldad.

Mi mano vaciló en el aire sobre el mostrador. No tendría siquiera que mirar hacia atrás para coger la cabeza de la señora

Cope y aplastarla contra la mesa con fuerza suficiente para matarla. Dos vidas, mejor que veinte. Una ganga.

El monstruo esperaba ávido y hambriento a que lo hiciera.

Pero siempre debe haber una posibilidad de elegir, tenía que haberla.

Interrumpí el movimiento de mis pulmones y fijé el rostro de Carlisle delante de mí. Me volví para encarar a la señora

Cope y escuché la sorpresa interna que le había causado el cambio en mi expresión.

Echando mano del autocontrol que había tenido tiempo de practicar en décadas de esfuerzo, conseguí que mi voz sonara aún más monótona y suave. Quedaba suficiente aire en mis pulmones para hablar una vez más, apresurando las palabras.

—Bueno, no importa. Ya veo que es imposible. Muchas gracias por su ayuda.

Giré y me lancé fuera de la habitación al tiempo que intentaba no sentir la calidez de la sangre dentro del cuerpo de Bella cuando pasé a escasos centímetros de ella.

No paré hasta llegar a mi coche, moviéndome demasiado rápido todo el camino hasta allí. La mayoría de los humanos se habían marchado ya, por lo que no hubo muchos testigos.

Oí a un alumno de segundo, Austin Marks, darse cuenta y luego pensar que era imposible...

De donde habrá salido Edward Cullen, es como si se hubiera materializado en el aire... Ya me vale, ya estamos con la imaginación otra vez. Mamá siempre dice...

Los demás estaban allí cuando me deslicé dentro del Volvo.

Intenté controlar la respiración, pero tragaba a grandes bocanadas el aire fresco, como si estuviera sofocado.

—¿Edward? —me preguntó Alice con voz preocupada.

Sólo sacudí la cabeza en su dirección.

—¿Qué demonios te ha pasado? —inquirió Emmett, distraído en ese instante por el hecho de que Jasper no estaba del mejor humor para su revancha.

En vez de contestar, lancé el coche marcha atrás. Debía salir de allí antes de que Bella Swan me siguiera incluso al aparcamiento.

Mi propio demonio personal, hechizándome... Hice girar el coche y aceleré. Cogí los setenta antes de llegar a la carretera y una vez en ella, llegué a los ciento diez antes de doblar la esquina.

Sin mirar, supe que Emmett, Rosalie, y Jasper se habían vuelto todos para observar fijamente a Alice, que se encogió de hombros. No podía ver lo que había pasado, sino lo que estaba por pasar.

Y luego miró hacia adelante para ocuparse de mí. Ambos procesamos lo que ella veía en su cabeza y ambos nos sorprendimos por igual.

—¿Te marchas? —susurró ella.

Los otros se volvieron para observarme a su vez.

—¿Voy a hacerlo? —susurré entre dientes.

Entonces, vio que mi futuro tomaba un giro mucho más oscuro cuando flaqueaba mi resolución.

—Oh.

Bella Swan estaba muerta. La sangre fresca arrancaba brillos escarlata a mis ojos. Luego, había una investigación y transcurría un largo plazo de espera, por precaución, antes de que volviera a ser seguro que saliéramos, para empezar de nuevo…

—Oh —dijo otra vez.

La imagen de su visión se volvió más detallada. Contemplé el interior de la casa del Jefe Swan por primera vez, y vi a Bella en una cocina pequeña de armarios amarillos, dándome la espalda mientras yo la acechaba desde las sombras… hasta que el olor me llevara hasta ella…

—¡Detente! —gruñí, incapaz de soportarlo más.

—Lo siento —susurró ella con ojos dilatados.

El monstruo se regocijó.

Y la visión de la mente de Alice volvió a cambiar. Una autopista vacía, por la noche, flanqueada por árboles cubiertos de nieve que desfilaban a más de trescientos por hora.

—Te echaré de menos.

Emmett y Rosalie intercambiaron una mirada de aprehensión.

Estábamos a punto de llegar al lugar donde teníamos que girar para tomar el largo camino que nos llevaba a casa.

—Bajémonos aquí —les instruyó Alice—. Debes decírselo tú mismo a Carlisle.

Asentí y las ruedas del coche chillaron al frenar bruscamente.

Emmett, Rosalie y Jasper descendieron en silencio. Harían que Alice se lo explicara todo cuando yo me hubiera marchado.

Ella me tocó el hombro.

—Harás lo correcto —murmuró, pero esta vez no era una visión, sino una orden—. Charlie Swan no tiene más familia.

Eso le mataría a él también.

—Sí —dije yo, aunque sólo podía estar de acuerdo con Alice en la última parte de la frase.

Ella se deslizó fuera para reunirse con los otros, con las cejas fruncidas, llena de ansiedad. Desaparecieron entre los árboles y estuvieron fuera de mi vista antes de que pudiera dar la vuelta al coche.

Aceleré de regreso a la ciudad, y supe que las visiones en la mente de Alice estarían tornando del negro al blanco como si fueran una luz estroboscópica. Mientras conducía de vuelta a Forks a ciento cincuenta, no estaba seguro de hacia dónde iba.

¿A despedirme de mi padre o a abrazar al monstruo que moraba en mi interior? La carretera desaparecía bajo las ruedas.




307 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 307 de 307
Anónimo dijo...

nunk pense q iba a cometer este delito, pero ya lo ise. No queria leerlo pero la curiosiodad m gano. me concidero una fans del libro mas que de la pelicula y literalmente odio a la gente que le gusta la pelicula y no leen el libro por flojera. ES OBVIO QUE EL LIBRO ES MUCHO MEJOR. la persona que subio esto a internet me cago el final de la saga, por su culpa MEYER no quiere seguir escribiendo. sino a esta hora quiza tendriamos el libro enterito en una libreria listo para comprarlo.

Anónimo dijo...

cuando lei qe no lo publicaria por todos los qe se habian infiltrado me enoje pero ahora los entiendo no agusnto la curiosidad y... lo lei

caryto dijo...

que bueno que esta!gracias por darnos mas historias de amor y sangre....estos libros mascaron un momento muy importante en mi vida... hasta el doce no paro.

TheeeR dijo...

Pues no se por que la autora se puso asi -.- total, yo jamás compro un libro prefiero sacarlo de la biblioteca. Sigue escribiendo coñoo!

moonn'ttzee dijo...

waaaa
loo ameee!
yaa qyyeroo leer eel 2 cap.
TEAM EDWARD:D TEAM JACOB!

Anónimo dijo...

W0ow la v'Rrdad.........
qqkee padRee qqkee &&a esthenn los pr&M'r0ozz [12] qqap&&thul0ozz d''
eZzthee l&&bR0o.
0jalaah y pr0ontho la Esqqrith0ora lo t''rm&&Nnee todh0o. ^^!
ZaLud0ozz. =)

Anónimo dijo...

Aver para los inutiles q dicen q esta feo q publiqen esto aqi q niseq.. bla bla bla.
Se q iia esta explicado pero cm parece q ni repitiendoselo se enteran pues otra vez lo digo iio.
El libro se lo robaron a la escritora(cosa q no me gusta nada ni ami ni a la mayoria de l@s fans), cierto, pero no lo llego a terminar, al ver q su libro fue robado ii colgado en internet, ella misma lo publico en su pagina web para q todo el mundo lo pudiera leer de su mano ii no de la persona q se lo robo.
Osea q os calleis esos q dicen q ven mal q cuelgen los capitulos escritos porq fue ella misma la q los colgo en internet al fin ii al cabo.
Espero averlo dejado todo mui claro :D
Un besoo pa la escritora ii los fans de toda la sagaa q es imprecinante :P

Anónimo dijo...

Aver repito, meyer no termino ni terminara el libro, no por culpa de qien subio esta traduccion sino por qien en estados unidos se lo robo, porfavor dejad de meteros con qien lo tradujo, encima de todo q os lo pone en español para los incultos q no saveis ingles, ii no espereis a q la escritora publique el libro porque no lo va a terminar NUNCA q no lo entendeis DIOSS
esta bien clarito, le robaron el libro sin terminar a meyer, se cabreo ii no terminara el libro NUNCA :@ pesaoos soiss madre miaa

Cris dijo...

En serio un año o para siempre.. no puede ser .. en serio espero que Sthepanie decida escribir el final del libro es cautivante saber cómo se siente Edward sobre los encuentros con Bella me encanto Sol de media Noche seguro los capítulos restantes van a ser geniales... y saben que entre más leo la Saga de Crepúsculo mas me convenzo de que los Vampiros existen y son inmortales por lo menos en los libros porque pueden pasar siglos pero lo que está escrito no se puede borrar y por lo menos en la eternidad de los libros los vampiros son inmortales..

bibiana dijo...

olaa pues me encontre con este blog wowo esta incre4ible si ke si me encanro eh¡¡ em voe kiss te kuidax¡x¡x¡

Jessica Constantini dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

hey ese capitulo esta buenisimo desde el punto de vista de edward!! ke buen personaje y cm lo relata es otro nivle gracias a stephenie vemos unas historias buenisimas!! ojala y siga asi porke sus obras y sus pelis son de lo mejro para mi opinion es una buena escritora son las pelis ke mas me gustan es tan romantik!! felicidades son lindisimas tus obras!!

Caleb dijo...

Ola valla q tiene agallas ese chico aunque me he leido una y otra vez la saga entera aun no logro entender por completo esa loca familia digo hacerse ¨vegetarianos¨ no es nada comparado aunque la saga revela bastantes cosas aun se queda algo corto ja ja vamos stephie ya as revelado bastante porq no seguis si de todos modos estais decidida a continuar ah?

Anónimo dijo...

pienso q hay literatura moderna mas productiva e interesante y rica, esta obra (ya que no quiero faltar el respeto a nada, por que escribir no es facil, y menos 800) a atrapado en cada palabra, renglon y capitulo, por un mundo mitico e interesante y casualmente describe con atencion al hombre perfecta para cada mujer o por lo menos para la mayoria, impactantemente atractivo, honesno, maduro etc...
yo creo que mas de letras o mas de este "gran personaje", que este niñas jovencitas sea su inicio hacia la lectura me parece fenomenal, usdetes tienen el derecho de leer lo que quieran (pero ojo no obscesionarse) ya que cada extremo no es bueno. i quieren leer lean no miren las paginas que tiene una obra.

vallan mas haya de lo desmenusados, no les negare que gracias al primer libro de esta saga mi mente maravillosa se nublo de letras y hoy en dia soy una gran lectora y escribo un poco, pero leo. leer para mi es como respirar haci que por favor aprovechen cada pag de cada libro dependiente de la saga y enriquescan su conocimiento de vocavulario y tantas cosas que hay.

no estoy alabando la saga
si no lo que esta produce en la juventud. !aprovechen¡
me despido filialmente

Anónimo dijo...

el libro ya esta a la venta?

Anónimo dijo...

la verdad me encanta que hayas traducido todos (los dooce) capitulos pero yo la verdad tengo una duda ¿de donde fue que sacaste los doce capitulos en ingles? por que la verdad quisiera leerlo en ingles por que aparte que le entiendo mejor siento que hay mas emocion en ingles :) y por lo que lei muchas felicidades por subirlo y espero que stephanie siga con sol de medianoche y con todos los demas libros :) adios XD gracias y por favor dime de donde fue que los sacaste por que quiero leerlos en ingles

Anónimo dijo...

graciass por tu aportee!
ahh... y yo tb estoi de acuerdo... seria una lastima que no publicara este libro ps asi tendria la coleccion incompleta T_T
... :O fue ella misma kien los rego por intrnett?? D:
por ciertooo...estos son los doce capitulos de midnight sun?
alguien que me responda estas dos preguntas :D
thx!♥

Anónimo dijo...

Hello I was not a fan of the saga but on having read for mistake Twilight I realized that it is something very big and I me could read other three in less than one week porfavor lady Stephenie we all do not have the fault, do not make us pay through the fault of others there is a saying in my house that the rotten apple contaminates the whole tree but we do not have this fault like that that from Madrid Spain I ask him. I do not request him to whom leea this that helps us to come to the lady meyer who does not leave us indeed with the mouth you water down and we want to know that it is what Edward Cullen counts ....... and certainly I have the hope and because of it though I die I am not going to read them 12capitulos for respect to the book

Rachel dijo...

Rasi: And I hope indeed that this 2010 could allow us desfrutar of the Sun of midnight.... meyer plis

Anónimo dijo...

Hayyy,me encantó.Nada podría haberme hecho mas feliz =)
Graciias chiicos (L)

Anónimo dijo...

encuentro estupidi qe ayan subido los 12 capitulos esto no es posible kisas meyer no publique este libro por esto encuentro qe estan asiendo algo mui feo

Rachel dijo...

Saben una cosa deberiamos darle la espalda a la señora meyer como ,
ella no lo esta dando a nosotros.
porque si no fuera por nosotros que compramos sus libros vemos sus peliculas , ella no existiria asique señora meyer no se mala gente y desde aqui se le suplica que termine todos los libros para asi pueda seguir ganando miles de millones y nosotros solo tenemos esa fantasia que ni siquiera es real pienselo muchachas si le damos la espalda ella no es nada ........

isiyaaaaaaa dijo...

k fuerte emos encabronado a stephani meyer nosotros, me sinto un pelin culpable y ahora no seguira escribiendo pues k rollo...

Cris Indemini dijo...

Se que todos estamos ansiosos con este libro en lo personal yo también espero que eventualmente se encuentre a la venta; pero de todos los comentarios que he leído y hay que decirlo son muchos la mayoría recriminan a Stephanie Meyer porque "sigue enojada" y no quiere escribir, pues bien me parece que sería bueno ponerse a pensar y ver mas allá, encontré un artículo en el que ella explicaba sus motivos dice que n un principio si le molesto la filtración pero que no sigue escribiendo porque para ello necesita estar más tranquila en el sentido de todas sus ocupaciones que no dudo serán muchas, por lo cual tuvo que detener la escritura de este libro ella al igual que todos es humana y aunque sea una excelente escritora necesita su tiempo. Pues bien para los que les interese leer su explicación pongo a continuación el link donde explica lo que acabo de decir:
http://my-twilight-sun.blogspot.com/2009/11/stephenie-meyer-habla-de-midnigth-sun.html

Anónimo dijo...

no se komo se poeden poner felicees koando gracias a ustedes estephanie alomejor no saca el libro sabn me rompen el corazonn ii la ilucion de termiinar los 5 libros no se poeden decir segidores si no respetan a estephanie son unos ipocritas por qe solamente pienzan en ustedes ii no en todos nosotros ai gente ke estha molesta por personas desesperadas como ustedes gente tontaa encerio si esperaron eclipse y amanecer por qe no esperar este libro la pelicula uviera estado mehor pero a no tenian ke ser ustedes estho no es ser un fan original de la mejor saga del mundo es ipocresia i espero i alguien almenos alguien este de acoerdo conmiigo o la propia esthep lea esto

Laura dijo...

¡Wow! Cada palabra que leo me hace enamorarme más de Edward, es una sensación que no puede describirse con palabras, ojalá yo ocupara el papel de Bella,
tan solo verlo me provoca un frenesí inmensurable, es como la cocaína, me engancho a él a cada frase, cada párrafo...
Sthepenie tiene una forma de escribir que nunca antes había visto, ese toque de misterio que le da a Edward, la timidez de Bella, es hermosa su creación, y espero que haga muchas más. Tambien desearía que publicara un relato sobre la vidad de Edward y Bella juntos, como les va a Jacob y a Renéesme...

Ah, debería saber, que una nueva escritora, muy joven, ha empezado ha escribir un libro, que la verdad merece la pena, ella forma parte de mis contactos y por ello he leído alguno de sus capítulos primeros, este libro se llama Luna Llena. Si quieren más información entren en mi blog sobre libros y escritores: www.laurayedward.blogspot.com
Bs,
Laura.

stefy cullen dijo...

la vdd tenia muchas ganas de leer el libro pero si me pongo a pensar esta muy mal no dijo k ustedes lo lean pero si k lo suban que nos cuesta esperar un tiempo a k el libro sea puesto en venta como se deve ser pero en canvio ai personas k lo leen sin pensar en las concecuencias por k no esperar 1 año o mas o menos segun meyer quiera gracias a pag. como esta ella puede ya no kerer sacar el libro cosa k no keremos pork terminaria la sage no cree¡???????????????'

stefy black dijo...

ignora a la persona
k escribio el comentario stefy cullen aunk se llama = k yo stefy a y
me encanto!!!!!!!!1
cada k lo leo me enamora mas de el libro
ojala meyer termine de escribirlo
esta muy bueno
gracias por traducirlo!!!!!
tkm

Anónimo dijo...

Para MY es UNA foRma MAS claRA DE ver LAS cosAS dEsde EL punTO de VIst D Edwar lA VERdad mE gusTA mucHO COmo EL lo RelATa

Nickita29 dijo...

Para el "Anónimo dijo..." del "19 de noviembre de 2009 13:13"

sigue leyendo en amanecer te explican =)

caca dijo...

La verdad que poka que subio esto! por eso stephenie ya no va a continuar eso es MUY MUY triste..! y si tanto les gusta la saga hubieran tenido algo de respeto por Stephenie, y osea BOLA DE ILUSOS quien dice que esta bien traducido o si es la version bueno o que!?
aparte si hubieran tenido algo de paciencia hubieran tenido a oportunidad de leer el ibro com SE DEBE,YA CORREGIDO, PERFECCIOADO, BIEN HECHO, no haciendo las cosas MAL! COMO ESTO
que triste qe coraje qe decepcion qe por GENTE cmo esta todo se vaya AL CARAJO!!!
:P
pero bno
P.D.
y nimodo qe suene asi pero es la verdad!y ya almenos leanlo de la página de stephenie para ver si almenos asi se ve qe si queremos que siga y no por esta mugre pagina! aarrggg!

www.hojassueltasdesusanabuisson.blogspot.com dijo...

Estoy entre aquellos que se apasionaron con la historia por los libros...
Vi Crepusculo x internet, un domingo que estaba sola y aburrida en casa, y me gustó pero no hizo gran mella en mi, recien cuando se estreno luna nueva me dio curiosidad volver a verla para entender la segunda parte y ahi fue que encontre los libros en internet, y los devore literalmente a todos!! en un lapso de 5 dias! (imaginen mis ojos leyendo del pc).
Leer la historia desde Edward le dio otro sentido mas profundo, yse entiende aun mas la complejidad de sentimientos y de "imposibilidades" que podrian haberlos separado. y le da aun mas fuerza a el amor que los une con Bella.
Ojala Meyer decida completar el libro porque muero por leer desde el lado de Edward esa tarde en el prado.

Anónimo dijo...

Me ha encantado leer sol de media noche... Si Edward ya me enamoró en la saga de crepusculo.... ahora sabiendo todos sus pensamientos y sentimientos me ha cautivado ... Deberian de editar el libro, Yo misma lo compraria aún habiendolo leido aqui, es maravilloso.

Anónimo dijo...

Hola
yo me considero una gran fanatica de de esta saga y debo decir q me encanta, sabia de este libro pero no habia tenido la oportunidad de leerlo y debo decir que es maravilloso poder conocer la historia desde la perspectiva de Edward.
Otra cosa, no creo que sea un truco publicitario el negarse a publicar este libro, en cierta forma entiendo a Stephenie ya los fans debieran esperar y no leer antes de la publicacion pero diganme algo.... un verdadero fans podria aguantar los deseos de leer??? es algo totalmente adictivo
y solo deseo que llegue pronton la fecha de estreno de eclipse

me encanta!!!!

Anónimo dijo...

wow
eta super padre amo twilight es lo mejor espero qe meyer lo termine me muero porque salga en mexico ya lei los 4 libros y estan geniales

Anónimo dijo...

karina CAsIMIro PAz

yO NO quiero UN PRInciPE azuL en SU cabalLO blanco prefieRo A edWArd cuLLen EN su voLVo plateado!!!

lO MejOR k eh LEido JOJo es genIAL lastimA k YA nO lo vaYA a sACar meYEr

NO no, si ME enAMore de eDwaRd en LA sAGa ahora K veo Las coSs desDe syU PUnto de VisTA LO amo mAS
KIsiera ser vamPIro.. el si es el HOmbRe PErFECto lO amo tanto K ENgañaria A MI nOvio JOJo nO la VERdad lO amO a el TambN .
auN asi LO MejOr del MUndo s ES edWard

Anónimo dijo...

yo no quiERO UN PRINcipE azuL en su CaBALLo blANco prEfIERo a EDwaRd CUllen en SU voLVo plaTEAD

dreschoS reservados POR karina casiMIRo paz

amo A edWARd cuLLEn

atte

KAry cULLEn

kary dijo...

yO NO quiero UN priNICpE azUL En su caBaLLO BLANco PrefiERo a EDward CULLEn en sU volvO PLAteaDo

drecHOS resERVAdOS por
kariNA casIMIRo paz

te amO Edward

aTTE

Anónimo dijo...

ragenial el q lo hizo es un mentor y un idolo
gracias

Anónimo dijo...

he leido que sthephenie meyer esta obligada por contrato ha publicar sol de medianoche,espero que eso no la jorobe mucho y acabe el libro como se merece.beltrancullen

Anónimo dijo...

Bueno me parece q debemos persar con la cabeza, ustedes son unas de las paginas que publican ilegalmente y por sus culpas stephenie meyer no va a seguir con la saga, es +, si fueran todos fans de crepusculo no harían eso ór que sabrian que esta mal, y por la culpa de las personas que lo empezaron a publicar, por ellas no tendremos mas, y por si no sabían, al principio stephenie pensaba hacer como 6 libros y lo dijo en una entrevista a las revistas:
1. top magazine
2. bop
´3. topmusic
4. coolstar
y ahora por los tramposos de sol de medianoche stephenie no terminara la saa nunca, y creo que dem¿bemos pensar en los derechos del autor, si fuera mayor de edad (pq tengo 15) los demandraría y aun mas si los conociera, ni siquiera tienen un copright original de crepusculo autorizado por stephenie meyer o summit entertaimment, y xa que no crean que yo no tengo pagina de crepusculo se las digo, es: www.crepusculomeyer.com, abajo de esta pagina mia esta la autorizacion del summit entertaimment, para que sepan que son ILEGALES, y reacciones, Es mas ustedes no tienen derecho a VIVIR, con todo respeto los detesto!!! gracias por su atencion JAJAJAJA

PEQA dijo...

io te digoo!!!
sjsjs, ella la de arrivita kiere saber por k edward no puede leer la mente de bella??, ps veras...
si lo explika meyer en amanecer..
resulta k el poder de bella, por k ya sabes k algunos vampiros, tienen poderes o habilidades, komo kieras llamarlo, ah, ps el de ella, es ese, eleazar el vampiro del clan de denali lo descubrio.. se le llama ''escudo''.. osea k nadie puede aserle nada en su mente.. ni jane ni alec ni edward, ni nadie, k trabaje de ese modo.. tatan! esa es la expplikacion, resumidisima, pero sii.. sjsjs
okas, ps shaito..
angela.pq

elcabe dijo...

http://twilightlasagaa.blogspot.com/
entren !!!!!!!

Anónimo dijo...

ME ENCANAT LA SAGA DE CREPUSCULO Y AGRADESCO KE NOS DEJEN VER TODO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE EDWAR AL CUAL AMO CON TODO MI CORAZON ESTA GENIAL!!!!!!!!!! ME FASCINA QUE MALO QUE NO SE VA A IMPRIMIR ESTARIA SUPER!

Anónimo dijo...

Es una verdadera putada lo que le hicieron a Stephenie pero me gusta! Sino hubieran hecho eso ya tendriamos en papel y original este libro y me parece muy bien que ella decida no seguir escribiendo porque es su vida y su trabajo y nadie tiene que arruinarlo...

Anónimo dijo...

STEPHANIE MEYER Y FANS DE LA SAGA TWILIGHT TENGO UNA PREGUNTA Y QUISIERA Q ALGUIEN ME LA CONTESTES... QUE TIPO DE VAMPIRO ES LAURENT POR Q SENGUN YO TENGO ENTENDIDO LO VAMPIROS COMO EDWARD(STREGONI BENEFECCI)SON DE PIEL PALIDA Y LAURENT ES DE OTRO COLOR DE PIEL EL DEL MISMO TIPO O ES OTRO VAMPIRO.. POL FAVOR ALGUIEN CONTESTEME!!!

Anónimo dijo...

m parec genial q hayan traducido un capitulo dl libro sol d mdia noche, pro igual m parec muy mal xq eso x lo mismo q dspues estephanie meyer no qre lanzarlo...

psdata:soy una gran fan he visto todas las pliculas q han salido d la saga y tngo todos los libros he leido 2 solamnt (eclipse y amanecer) q son los + largos obiament.


salu2 a todos los q han hecho comentarios en esta pagina

Anónimo dijo...

contstando tu pregunta yo creo q es d los mismos vampiros solo q d otro color obiament...

saludos para ti si ( a la q l respondi la pregunta)

Anónimo dijo...

jiji gracias a ti la q contesto mi pregunnta de el tipo de vampiro me aclarastes muchas cosas... y saluditos a ti y nada enverdad q soy una fan al extremo y jamas habia leido un libro pero con esta saga nop hay nada q nop haiga leido y espero q sigan escribirndo porq si nop se q me voy hacer....

Anónimo dijo...

es lo mejor que he leido como midnight sun nada...bueno si crepusculo...ahhh...te amo stephany meyer...te amo

Anónimo dijo...

Por cosas como está, la gente para de escribir. El frenesí por querer terminar las historias una vez empezadas hace que busqueis la continuacion hasta debajo de las piedras haciendo que los escritores se desesperen y dejen de escribir, en concreto, el final de este libro

"GRACIAS"

Anónimo dijo...

ho0la puuees amii me encanta crepusculo, amo luna nueva, eclipse es geniial, y amanecer ni se diga, y tengo todos los libros originales y las peliculas tambien las tengo originales (new moon y twiligth), y la verdad me gusto mucho que stepheny, estaba escribiendo el libro de sol de medianoche, pero...a ustedes que subieron los doce capitulos, yo diigo no son fan de crepusculo, no soon nada fanes, por ke un verdadeo fan esperariia a que la escritora terminara de escribir el liibro, ahora que fuue lo que lograron, ya no va a escribirlo, por que lo que mas amaba en el mundo lo an publicado sin haber lo terminadoo,, me riisa el comentariia que ponen, aa pero tambien deescargas musica del ares, aa tu descargas todo de internet,, ahora tuu imagiinate morra o morro pendejo, imaginatee ke te tomen una foto sin ropa y la pongan en internet, habra muchos deprabados sexuales ke se masturbaran con la foto, te imaginas como se ah de sentir la escritora, sus fans su viida los traizionaron, ahora la escritora ya dejoo que ustedes los tontos leyeran el liibro, ¿por ke lo hizoo?, por que ella sii ama a sus fans ella si los respeta, netha me deprime ke las personas ke se creen fans apoyen ke los publiken, eso es inmoral y estupidoo, Atte,, Daniiel msn danyemo_14@hotmail.com, agregenme solo los k esten de acuerdo conmiigo

ViviRubiee dijo...

lo mejor(L) gracias:D

Anónimo dijo...

me encanto el primer capitulo espero qe stephene meyer haga este libro porque a mi me gustaria tambien saber los pensamientos de edward ya que no supimos muchos de ellos en los anteriores libro y espero qe este libro si lo haga porqe yo lo qiero leer entero como el resto

Anónimo dijo...

lo siento en el alma pero en principio MEYER NO seguira escribiendo este libro despues de que lo publicaran en internet lo dejo y aunque escucho las suplicas de sus fans ya no seguira escribiendo el porque es que ya no se siente inspirada en la historia ya no la ve continuar, en su cabeza se esfumo asi que a echado la llave al asunto simplemente dijo que volveria a escribirla si le volvia a seducir la historia que ahora tiene la cabeza con otras novelas aun sin plasmar

Anónimo dijo...

muchisimas gracias por etos capitulos!!, aunque yo ya tengo el libro kon la mitad impresa.... y lo unico que pido es que si fuera posible que tradujera la segunda parte de sol de media noche!! porque me muero por saber lo que piensa edward cuando encuentra a bella en manos de james! quiero saber que siente porfavor!!!

Anónimo dijo...

bn la verdd gracias por poner el libro.

aunke la vrdd creo k esta mal x k por eso aun no publika el libro x k lo ponen ilegalmente en paginas de internet creo k esta mal eso aunk si lo leo de esta pagina aun asi lo voy a comprar.


gracias tambien lo queria leer desesperadamente y alfin lo encontre

sara!! dijo...

xfa sthe trmina el liibrooo!!!!!!! esta sor buenisimo i ovbiamnete va a seer too un exitoo!! trminalo xfa!

Anónimo dijo...

la vdd parece otra historia,
pero con los mismos personajes
pero esta muy bn

Anónimo dijo...

ESTUPIDA!!!! PINCHE PIRATA CONSIGUETE UNA VIDA Y NO PUBLIQUES PIRATERIAS!! es lo peor qe le puedes hacer al la autora PUTA RAMERA tuu eres una MALPARIDA PIIRUJA ojala te meuras te lo digo con todo el corazon encerio me gustaria verte pudrirte disfrutaria eso y ver como lloras estupida PIRATAA!! TU BLOG ES UN ASCO PIRATA

Anónimo dijo...

si te gusta los libros de stephenie meyer te recomiendo la segunda vida de Bree Tanner(novela de eclipse)noches de baile en el infierno y sobre todo the host,me encanto estuve monton de noches sin dormir,es genial.

Anónimo dijo...

si te gusta los libros de stephenie meyer te recomiendo la segunda vida de Bree Tanner(novela de eclipse)noches de baile en el infierno y sobre todo the host,me encanto estuve monton de noches sin dormir,es genial.

Anónimo dijo...

s

Anónimo dijo...

a quien le gusten los libros de sephetine meyer(como a mí)le recomiendo la segunda vida de bree tanner(novela de eclipse),noches de baile en el infienno y sobre todo The Host(la huesped) es mi libro preferido estuve noches sin dormir hasta que me lo termine.

Anónimo dijo...

Gracias por la traduccion! Yo lo estaba leyendo en ingles pero era muy tardado...asi q estoy completamente agradeciida peroo una preguntaa...alguien sabee sii se va a publicaar el libro? por q la vdd seria increiible q stepheniee pudiera y quisiera publicarlo y como en su pagina no dicen quisieraa saberloo...la verdad stephenie deberia tener consideracion d suus fans! y no dejar que la ilusion se acabe...

Anónimo dijo...

wow esto esta increible me gusta mas que los demas libros de verdad gracias por subirlo

Anónimo dijo...

tioo me encanta er libro pero yokese..stephenie al enterarse k publicaron los 12 primeros capitulos de su libro dejo de escribirlo..asin q estaros kietos porke yo kiero tener ese libro en mis manos i poder leermelo...

Anónimo dijo...

tio...yo no keria leerlo de aki..pero vale la curiosidad me gano...
Pero sabeis k por buestra culpa Stephenie dejo de escrivirlo..lo sabiais no??
Pues gracias a vosotros no va a poder esta ese libro en una libreria para poder tenerlo yo en mis manos i poder leerlo trankila sin tener k utilisar er ordenador..
asin k estaros kietecitos i la proxima ves pensaooslos 10 veses antes de aserlo..i antes de escribir cn los dedos en er ordenado meteos loos dedos en er culete i asin os estais kietos porke nos xafais a los demas okei?
asin k kietos ! >.<

La Dama Blanca dijo...

Hace tiempo,antes incluso de que publicasen las, películas-flojas por cierto, ley los libros y tengo que afirmar que son muchisimo mejores que las aburridas y deprimentes películas que crearon a partir de ellos, sin ofender a los trabajadores que la crearon-simplemente les digo que a las películas les falta chispa y MAGIA
Consejo-a todas las personas amantes de la fantasía, la literatura vampirica y la lupina-lean las creaciones de Meyer... Ye magnifique
Algún día espero ser tan buena e incluso mejor escritora que ella
Se despide La Dama Blanca.M.T.Marín.H
Besos a la madre luna, y a todas las ...

La Dama Blanca dijo...

Se me olvidaba gracias a la persona que a gastado su preciado tiempo en publicar esto, a pesar de que otros piensen que se ha cargado la saga.
Ellos están equivocados, se han cargado la saga aquellos que no han leído los libros, aquellos que plagian la hermosa creación o que incluso la insultan por el simple hecho de que ellos no son capaces de crear estas delicias procedentes del cielo. Se me olvidaba, sigue escribiendo, pero prueba por escribir cosas de tu propia cosecha
Como- lo que M.Teresa Marín Hernández -escribío
Sus hijos gritan de dolor, muerte al bastardo que los deshonro,ruge la tierra de dolor.
La maligna criatura rompe su prisión.
Esto diría el -padre- de Edward si el catase a la delicada Bella
Se despide La Dama Blanca
Que la luz del liquido abismo os proteja

Anónimo dijo...

¿Que podemos hacer para que ese libro se publique lo antes posible?¿Esque nadie se da cuenta de la importancia de que se conozca la historia contada por Edward?Si alguien sabe cuando es la publicación, si esque llega a publicarse, porfavor comuniquenlo lo antes posible. Los millones de fans estamos esperando respuestas. Os mando un saludo a todos los seguidores de la saga Crepusculo y un mensaje a nuestra escritora favorita:¡POR FAVOR, NO DEJES DE ESCRIBIR NUNCA HACERCA DE ESTA SAGA!¡ERES LA MEJOR!

Anónimo dijo...

me encanta un monton me gustaria q continuara el libro y leerlo todo pero ya voy a leer el 2 capi.

Anónimo dijo...

el que publico estos doce capitulos es un perfecto idiota estupido e imbecil ya que por culpa de ese alguien meyer no kiso continuar el libro entonces que prefieren leer 12 capitulos los cuales estan verdaderamente hermosos o leer la historiia completa para que el libro sera el boom cuando salga al mercado ahh verdad x culpa de ese inepto ya no sera asi, asi que todos nos quedaremos con las ganas de saber que piensa edward en crepusculo (sol de medianoche) GRACIIAS X PUBLICARLO AHORA LA AUTORA NO LO SACARA


PSDATA: todos son bien estupidos al pensar que ella va a continuar el libro para finales del 2010.. 3lla no lo culminara! gracias a un imbecil....

PSDATA 2: x dioss mas estupido e imbecil es el que coloco iqe era kristeen.. acaso no tiene cerebro ella jamas escribiria una nota asi diciendo que gracias x el texto helloooooo! ella es la protagonista obvio tiene que saber como es el libro IDIOTA!

Anónimo dijo...

se que tal vez ninguno de nosotros deberiamos haber leido esto pero les voy a decir algo.. ayer termine de leer amanecer me lo comi o mejor dicho trague en 3 dias!... y al terminarlo dije.. y ahora??? que hago? q leo??.. estaba como loca porq qde con ganas de seguir leyendo... definitivamente la saga crepusculo es un vicio.. y nos convirtio a todos en vampiros sedientos de la saga!! por lo menos yo soy una!! jaja.. y buscando libros de stephanie para leer... me encuentro con esto!! osea!! graacias!!!... es mi salvacion!! y mejor aun saber que es la version de edward de la historia! es magnifico!!! uff me encanta!! besos o deberia decir "mordidas" desde venezuela!! jaja

mariela dijo...

eyyy esto es escrito originalmente por stephanie meyer o por la muchacha que lo ha tratado de escribir ...?? o fue una fan que quiso escribir esto ??

Anónimo dijo...

gracias por este regalo quien quiera q sea . a mi tambien disgusta la idea de los robos de los escritos de la sra meyer , solo espero q pronto s l pase el enojo y escriba el libro completo . besos a todos los fan de twilight

cathy dijo...

Estephenie Meyer NO va acabar de escribir este libro por culpa de las personas que le robaron los capitulos, i lo colgaron en Internet. Si no fuera por eso, ahora todas las fans de la Saga Crepúsculo ya tendríamos en nuestra estanteria de nuestra habitación el libro de Sol de medianoche. Cosa que sería mucho mejor eso que tener que leerlo en el ordenador. I me fastídia porque ahora no podré leér el final. Lo siento mucho Estephenie porque una gran escritora como tú no se merece esto. Tienes una gran imaginación eso está claro. I gracias porque gracias a ti, he podido encontar la mejor saga que he leído! És fascinante como esta relatado cada libro y de corazón, los libros son mil veces mejores que las películas.

Décidme si me equivoco pero yo creo que no es así. Os lo dice una FAN OF TWILIGHT!!!

att:cathy (barcelona)Spain

fernanda gallegos medina dijo...

bueno me encanta toda la saga esta preciosa y este libro de sol de media noche.... bueno es hermoso de verdad es magnifico y pues cada vez me sorprende mas y mas.

Karina Cullen dijo...

Solo llevo el primer capitulo y ya no puedo dejar de leerlo.
Soy la twifan mas grande q existe, me gutan las peliculas y los libros...
Si vieran mi cuarto, los accesorios que tengo y todo... de la saga lo confirmarian.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡Esta super!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

La verdad esque es genial!!
Aunque parece que solo con leerlo, la misma sed me haya inundado. Creo que yo tambien he tenido que forzarme a no hacer nada imprudente mientras lo leia.

Anónimo dijo...

despues d leer esto m pasa lo mismo q con amanecer: me averguenza admitir q intente escribir mis propias versiones....

nada q yo pueda escribir, por mas q me esfuerze, se puede comparar con las palabrasa casi magicas de stephenie y con la forma q tiene ella d transportarte a otra realidad...

xoxo

grax x traducir esta maravilla...

Anónimo dijo...

ya lei el primer capitulo y me encanto tengaan x seguro qe ahorita mismo voi a leer el seundo capitulo xq esta buenisssiiiimmmmoooooooooo

Anónimo dijo...

Hola a todos soy Clara y tengo 12 años y medio y creo que...
Voy a morir! ha pasado tanto tiempo esperando a que Meyer terminara publicara este libro y de repente lo encuentro aqui!!! Estaba super emocionada cuando lei esto en Google! me iba a morir! Hasta sali corriendo a la sala donde se encontraban mi madre y mi tía gritando: " Lo encontré!Lo encontré!" Saltando y gritando de emoción por toda la casa. Se que no esta completo pero aún me emociona poder leerlo! creo que voy a llorar...y lo digo de verdad...Soy toda una sentimental...Lloré a mares cuando mataron a Bree y en el final de Amanecer porque se acababa...Relmente Gracias por publicar esto aqui!!!! Te amo!!!!!!

Viajes dijo...

Me ha encantado el primer capitulo! Que ganas de leer el segundo, porque creo que sera aun mas interesante, verdad?

Anónimo dijo...

xD tenemos ke hacer algo para ke los siga escribiendo es ermoso hasta donde va pero imaginence la version de edward cuando ve a bella con la mordida de james en la mano wow seria genial ke lo terminara xD kien me apoya vamos a hacer huelgas o mitins o cartas o lo ke kieran pero ke lo temine de escribir
atte:daniela 17 años
P.D no es broma lo de los mitins ni lo de las huelgas

Anónimo dijo...

wauu que padre q lo traducieran a español para q los q aman crepusculo puedan leer un poco de este impresionante libro mil gracias al q haya echo estho! :)

rubi dijo...

yo apenas tengo 11 años y solo me falta leer este te agradesco mucho

Xavi dijo...

Excelente el blog!!
Saludoss

Diego dijo...

buenisimo el blog!!

Anónimo dijo...

es increible ya lei lo que publico la escritora y es inaudito que la gente haga esto..... lo que prometia que seria un libro grande...ahora se tiene que quedar en 12 capitulos por que no puede escribir mas. he leido el comunicado oficial de ella. Y le doy las gracias por publicar ella estos 12 capitulos despues de que se los robasen.
Gracias por estos libros que son increibles

liquidacion de haberes dijo...

Muchas gracias

Anónimo dijo...

amo la saga!!!$_$

Anónimo dijo...

Vamos a ver yo amo la saga crepusculo! Soy super fan!
Tengo los 4 libros y todas las peliculas y esque esta saga es lo mejor!
Y stephenie meyer es la mejor escritora de el mundo,sii,pero ami tampoco me parece mal que la gente no lo pueda leer por internet,porque vmos a ver seguro que hay gente que Ama la saga! y que nos e puede permitir el libro,o no se lo quieren comprar por algun motivo,entonces podria leerlo por aqui! Claro esta que lo que noesta nada bien esque roben los capitulos,tiene que ser con el consentimiento de la escritora! En fin que yo me lo e espezado a leer por internet! =)
Un besito para stephenie meyer! Y mucho animo
Team Edward(L)

Anónimo dijo...

AMO A EDWARD.. QUISIERA TENER MI PROPIO CLON EXACTO DE EL!!!!!!! <3

Anónimo dijo...

Me gusta mucho este blog. Les agradezco por publicarestos capitulos, me son de mucha utlidad, debeis estra orgullsos de su blog. Saludos!! Michi, escritora del blog:

http://blogdeconsejosteens.blogspot.com/

Anónimo dijo...

no saben cuando baya a publicar o a salir el libro ya paso mucho tiempo kiero saber si ya lo saco o si lo va a sacar alguien k me diga plisssss

Anónimo dijo...

hola a todos!

acabo de leer que Stephenie Meyer tiene pensado terminar Sol de Medianoche en tan solo unos meses, espero que sea cierto, por que es un libro muy esperado por parte de los fans

Anónimo dijo...

Callate!!!!!! idiota

Anónimo dijo...

yo tambien he leidos los cuatro primeros libros y tambien el libro donde muestran la perspectiva de bree en eclipse( bree es la niña que al final la matan los vulturis) el libro se llama la segunda vida de bree tanner.Me encantan sus libros.

Anónimo dijo...

stephenie por favor continua con esta saga amo como escribes y..... no se q mas decir solo que por favor sige con esta saga soy super fan y te quiero mucho .... me arias la persona mas feliz del mundo si sacaras otra pelicula, libro o cualquier cosas de la saga crepusculo...

Anónimo dijo...

bueno puez yo no lo eh leido y no se si leerlo pero ya que hacemos si ya lo publicaron ya no hay nada que hacer y se que sthepanie meyer se enfurecio mucho pero nimodo ya no puede hacer nada , ya miles de personas lo leyeron!!:s adoro a sthepanie meyer pero no queda de otra!:$ si lo han leido

Anónimo dijo...

bueno puez yo no lo eh leido y no se si leerlo pero ya que hacemos si ya lo publicaron ya no hay nada que hacer y se que sthepanie meyer se enfurecio mucho pero nimodo ya no puede hacer nada , ya miles de personas lo leyeron!!:s adoro a sthepanie meyer pero no queda de otra!:$ si lo han leido

Anónimo dijo...

Excelente la narrativa de Stephanie Maravillosa la magia d como nos envuelve en la trama I love it ojala q podamos verlo plasmado en un libro. Mucho talento

fernada Villagomez dijo...

TE AMO!!!!!! GRACIAS POR TRADUCIRLO ENSERIO!!!! EN IGLES SE ME DIFICULTABA UN POCO ENTENDER! GRACIAS GRACIAS GRACIAS HAS HECHO A UNA TWILIGHTER EXTRAORDINARIAMENTE FELIZ

Anónimo dijo...

edward ha veces estan menso como puede insultar a jessica ,se cree mucho ese feo de edward

Anónimo dijo...

quien a publicado este libro?
quiero saberlo. quien lo puesto por interne.

Anónimo dijo...

quien a publicado este libro?
quiero saberlo. quien lo a puesto por interne.

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 307 de 307   Más reciente› El más reciente»